Fue una maravillosa experiencia poder comunicarme con jóvenes deportistas y poder compartir con ellos el cómo se forja la fuerza mental.
Gracias a todos los componente de esta maravillosa familia que es el “River Ebro”.