Cuando una persona sabe controlar tanto su comunicación interna como externa, es capaz de influenciar a una persona, a un barrio, a un pueblo, a una ciudad o a toda una nación, alcanzado cambios que en definitiva en una medida u otra van a cambiar el mundo.

Debido a que la comunicación es acción, también es poder. Aquellos que han controlado su uso efectivo pueden cambiar sus propias experiencias y las experiencias del mundo. Cuando controlas tu comunicación, empiezas a controlar tu vida. A lo largo de la historia, las personas que han sido capaces de provocar un gran impacto en nuestros pensamientos y sentimientos y en el mundo en general, son aquellos individuos que han aprendido a utilizar el poder de la comunicación.

Piensa, ¿No es verdad que las personas que más han influido en el mundo son aquellas que han tenido un gran poder de comunicación?.

Seguro que te vienen a la cabeza muchos nombres, pues bien, todas esas personas alcanzaron el estatus de maestros de la comunicación. Eran capaces de coger una idea, ya fuera mandar a la gente al espacio o crear un Tercer Reich, y transmitir a otros con tal convicción y seguridad que influían en el modo en que las masas pensaban y actuaban. A través de su poder de comunicación, ellos cambiaron el mundo.

De igual modo que estas personas son capaces de mover a las masas con su modo de comunicar, nosotros podemos utilizar las mismas herramientas para movernos a nosotros mismos.

La calidad de tu comunicación externa determinará la calidad de tu éxito en el mundo externo. Determinará el modo en el que te relacionas con los demás (personal, emocional, social y económicamente), pero lo que es mucho más importante es que el nivel de éxito que experimentas internamente (felicidad, goce, éxtasis, amor o cualquier otra cosa que desees) es el resultado directo del modo en que te comunicas contigo mismo.

Si entiendes que tu manera de comunicarte determina la calidad de tu vida y quieres potenciarla hasta llegar a ser capaz de influirte a ti mismo y a los demás, no deberías dejar pasar la oportunidad de hacer nuestro Taller de Hablar en Público con Métodos Actorales.

Es una experiencia que merece ser vivida y aún puedes inscribirte en el próximo taller, quedan 2 plazas.

“Vive con Pasión”,

Ángel Maestre.