Han sido 4 días en los que ha sido espectacular ver a cada uno de los participantes encontrando su verdadera esencia y ofreciéndola generosamente a todos los demás. Han sido 4 días de descubrimiento de la verdadera naturaleza del ser humano. Ha sido un Grupo con absoluta verdad y honestidad a la hora de implicarse.

Sus ponencias del último día fueron impresionantes. Lloramos y lloramos mucho disfrutando de emociones que habían estado escondidas sin saber muy bien porqué. Gracias, gracias y gracias por el regalo que ha supuesto trabajar con este maravilloso grupo. Ser un gran orador capaz de influir en la audiencia es algo que no está tan lejos, sólo hay que confiar en el proceso de descubrir porqué hacemos lo que hacemos y porqué sentimos lo que sentimos.