Project Description

LA ESCUCHA,
ESA HERRAMIENTA OXIDADA

“Quienes mejor se comunican son aquellos que saben escuchar”
“Si quieres aprender a comunicar, primero debes aprender a escuchar”.
“Entrena tu escucha y abre la puerta a un nuevo escenario”.

Introducción:

Es cierto que trabajamos habitualmente en aprender a hablar y a comunicar, es cierto que le damos una importancia capital a saber como llegar a influir en una audiencia con nuestros mensajes. También es cierto que en nuestros talleres de “Hablar en Público con Métodos Actorales” le damos importancia al saber escuchar. Al mismo tiempo creo que ha llegado el momento de trabajar de manera específica una herramienta que está en desuso, una herramienta que apenas se utiliza y que es esencial.  “La Escucha” . Queda evidenciado que quien es más eficiente en su comunicación es aquel que mejor sabe escuchar.

“Escucho lo que sientes.
Entiendo como estás viendo las cosas.
Te veo como eres realmente ahora.
Comprendo donde te encuentras ahora.
No quiero hacerte cambiar.
No te juzgo ni te evalúo.
No debes temer mi censura”.

Dinámica

Este taller te hace consciente de que tu capacidad de escucha utilizada y entrenada cambia radicalmente la percepción que tienes en tus interacciones con otras personas en cualquier ámbito. Por supuesto que esta consciencia genera una significativa mejora en la capacidad de comunicación. Todo ello trabajando las herramientas emocionales. Este salto en la capacidad de escucha es importante y efectivo no sólo para hablar ante una audiencia, sino también para cualquier comunicación cuyo objetivo sea transmitir un mensaje concreto de manera efectiva.

Objetivos

  • Proporcionar herramientas para que una charla, conversación o ponencia se convierta en una experiencia gratificante.
  • Conseguir que el alumno explore y descubra su inspiración, su instinto, sus impulsos, su nivel de confianza y su capacidad para asumir riesgos.
  • Mostrar al alumno como el peso de las palabras va disminuyendo a medida que escuchamos los comportamientos.
  • Demostrar que no existe lo correcto ni la verdad, tan solo existe tu punto de vista.
  • Tomar riesgo tomando acción para descubrir que es lo mejor que puede ocurrir.
  • Aprender a tomar la acción eliminando creencias.
  • Asimilar que no debemos escuchar para adivinar sino para poder dar una opinión.
  • Ser conscientes de que la mayoría de las veces escuchamos con la intención de responder y no con la intención de comprender.

Beneficios

  • Reforzaremos la confianza, autoestima y la propia opinión.
  • Aprenderemos a escuchar a los demás e incluso a nosotros mismos.
  • Descubriremos narrativas propias, muchas veces inservibles.
  • Averiguaremos cómo sintonizar con cada tipo de audiencia libremente.
  • Lograremos llegar a estructurar y a ser específicos en la comunicación.
  • Tomaremos conciencia de las propias acciones.
  • Entrenaremos la eficacia y la eficiencia de la comunicación.

Destinatarios

Está dirigido a quienes sean conscientes de la importancia capital que tiene en la vida de cada uno la calidad de su comunicación.

Argumentario

Los actores dejan una huella duradera. Los actores deben tener el talento y el don de tener una gran sensibilidad y capacidad de percepción. Su vista, oído, tacto, gusto y olfato deben estar en alerta. Deben tener una sensibilidad excepcional hacia los demás además de la facultad para conmoverse fácilmente ante el dolor o la belleza. Todo ello aderezado con una imaginación exuberante sin perder el control de la realidad. Todos los dones y talentos de un actor se engloban en una sola palabra: “Escucha”. Saber escuchar es un don y un talento que puede entrenarse para vivir la vida diaria más allá de lo convencional y lo superficial.

Programa

El taller está diseñado para un grupo reducido de personas y una duración de 12 horas. Éstas se reparten en cuatro días de 3 horas cada uno, en horario de mañana o de tarde. El trabajo a realizar está basado en técnicas de actuación dirigidas a afinar a las personas. Es por ello que la interactuación y ejercicios son constantes. El programa es absolutamente dinámico.

El trabajo está diseñado para vivir una actuación orgánica y creativa. Liberándose de lo convencional, superficial y clichés estereotipados. Aparecerán procesos de comunicación más allá de lo literal. Se descubren apoyos técnicos para crear lógica, sutileza y emoción, conjugando carácter, comportamiento físico y acción dramática, precisión de pensamiento equilibrada con el texto y el lenguaje de manera  continua, con energía, expresión y ritmo.

Carácter

La formación es intensiva, con exquisita dedicación al trabajo. Se exige puntualidad y disciplina. Los logros serán gratificantes gracias al equilibrio entre la disciplina, la exigencia y el mayor de los respetos y sensibilidad entre los propios alumnos y el profesor.